Aburridas cabezas cuadradas

Hoy romperé un poco con mi temática de carácter científico divulgador para hacer una pequeña reflexión sobre algo que no dejo de observar en la sociedad. Desde luego, no seré del todo original, ya que es un tema harto cultivado por todo tipo de mentes. Pero, de todas formas, dejadme darle otro enfoque. Prometo ser breve.

Nuestro sistema educativo permite a las jóvenes promesas del mañana crecer intelectualmente y como personas, para convertirse en buenos ciudadanos y profesionales. Cada cultura posee su propia forma de entender quién es un buen ciudadano o profesional, y quién no lo es.

En consecuencia, cada cultura posee un sistema educativo concreto, aunque los últimos avances en el conocimiento del ser humano y su forma de asimilar información hayan provocado que la gran mayoría de los sistemas educativos se adapten a un modelo concreto.

ley_ambiciosa

La rigidez impera en estos sistemas, abrumados por la necesidad de atender a un número creciente de alumnos, lo que provoca un singular estado de competencia. Pero: ¿De verdad esto es educación?

Me he tomado la libertad de aprovechar algunas actividades que he estado llevando a cabo las últimas semanas para preguntar a niños, jóvenes y adultos (Que clasificación más vacía) sobre la razón por la que estudian una carrera universitaria. Permitidme haceros un pequeño resumen del horror que comprobé.

En primer lugar, hablaré los niños a los que pregunté acerca de la razón por la que les gustaría ser médicos, profesores, investigadores, astronautas… Las explicaciones que más escuché fueron: “Para ser como mi hermano/a.”, “Para ser como mi padre/madre.”, “Porque me lo han dicho mis padres.”, “Porque me gustan los animales.”, “Porque me gustan.”… Francamente, agradecí mucho haber escuchado estas dos últimas respuestas.

Os preguntareis que me respondieron los jóvenes preuniversitatios, pues: “Para llegar a ser algo en la vida.”, “Porque quiero vivir bien.”, “Porque quieren mis padres.”, “No lo sé, es lo que se suela hacer.”, “Porque es lo que me gusta”… Desgraciadamente en este grupo ya no había nadie que quisiera llegar a ser astronauta.

niño-regañadoAhora llegamos a la parte más oscura, os diré que piensan los padres sobre la razón por la que sus hijos debería estudiar una carreara universitaria. Desde luego he de decir, que esta información es más sesgada, ya que la mayoría dieron respuestas tipo, alejándose de la franqueza. Pero é aquí mi selección: “Seamos serios, si quieres ser algo en la vida tienes que estudiar.”, “No quiero que tenga preocupaciones.”, “Es su deber.”, “No quiero que acabe de cualquier cosa”… Absolutamente terrorífico.

Evidentemente, no todas las personas a las que pregunté dieron estas respuestas, pero sí un número significativo. Otro aspecto a tener en cuenta es que, dentro de lo que cabe, seleccione a quién preguntar. Esto no es una investigación seria, obviamente, pero muestra la existencia de esta mentalidad.

Me dan escalofríos sólo de pensar que verdaderamente hay cierto número de gente que piensa así, después nos sentimos en virtud de quejarnos del rumbo de la sociedad. El tremendo contagio de ese pensamiento de pares a hijos es otro de los grandes elementos que producen un gran dolor.

Las respuestas tendrían que haber sido: “Quiero ser médico porque quiero ayudar a los demás, curar cualquier enfermedad.”, “Quiero ser investigador porque quiero desentrañar los secretos que esconde el universo.”, “Quiero ser astronauta para llegar más lejos de lo que nadie ha llegado jamás.”, “Quiero ser profesor porque quiero ayudar a crecer intelectualmente y como personas a los niños del mañana.”, “Quiero ser inventor, explorador, científico… poder dedicar toda mi vida a perseguir mis sueños.”.

Microscope-1

Y no esa sarta de abominaciones que tienen la suerte de haber sido pronunciadas. No digo que dejemos de preocuparnos poder vivir bien, ganar dinero, ser reconocidos por la sociedad… Pero no me entra en la cabeza que eso pueda ser el centro de nuestras vidas. Los padres de estas criaturas tendrían que apoyarlas, pero hacerlo de corazón, y no dejarse dominar por sus miedos o deseos.

No puedo creer que al mirar a mi alrededor, cada vez vea más “cabezas cuadradas”.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 votos, media : 4,00 sobre 5)
Cargando…

Comentarios

Comentario

Investigador empedernido de todo lo que nos rodea. ¡Es hora de cambiar el mundo! Observemos el universo, investiguemos todo aquello que no alcanzamos a comprender y creemos un futuro a la altura!

Comments are closed.