Adaptación

En la sociedad encontramos un fenómeno muy curioso denominado “moda”, que se define como “Uso, modo o costumbre que está en boca durante algún tiempo, o en determinado país, con especialidad en los trajes, telas y adornos, principalmente los recién introducidos”. Resulta ser realmente interesante, representando una importante rama de estudio para muchos antropólogos y expertos en dinámica de poblaciones. Su predicción es muy compleja, aunque de gran interés por su importancia en el mercado. Cuando escuchamos hablar de moda pensamos en algún elemento que está presente en el mercado y por ciertas circunstancias su consumo se populariza. Os presento una moda más desconocida, pues en la ciencia, también hay modas.

A lo largo de la historia grandes formas de pensamiento han marcado períodos de tiempo, siendo muchos de estos meras modas; de igual forma la ciencia se desarrolla en muchos casos en base a modas. Cada cierto tiempo una nuevas hipótesis destierran viejas teorías, poco a poco vamos desentrañando el puzle, pero si unas hipótesis sustituyen a otras es por la popularización de las mismas, es decir, porque se ponen de moda. Qué mejor ejemplo que los continuos cambios en la forma de clasificación de las especies animales o vegetales, o la forma en la que concebimos ciertas interacciones cuánticas. Pero hoy hablaremos de la palabra que más de moda está en la ciencia (más concretamente en las biológicas) y de qué representa, hoy hablaremos de la “Adaptación”.

Toda ciencia que dedique sus estudios a la vida ha dado un giro inesperado en los últimos años, situando el inicio de esta revolución biológica en  1859, con la publicación por parte de un malogrado aprendiz de médico y posteriormente uno de los mejores naturalistas de todos los tiempos de un libro titulado “El origen de las especies por medio de la selección natural, o la preservación de las razas favorecidas en la lucha por la vida”, de Charles Darwin.

Darwin

El cambio ideológico que supuso el hecho de observar la naturaleza como un ente mutable nos ha llevado a la elevada comprensión que tenemos de ella hoy en día. Desde luego sería muy ingenuo achacarle todos los méritos a un excepcional observador inglés, ya que los avances posteriores en el entendimiento y uso de los genes y las proteínas son los que nos han permitido elevar nuestra ciencia a un nivel superior, y desde luego más controvertido, pero como comentábamos en un primer momento centrémonos en la “Adaptación” y dejemos la historia y el futuro para más adelante. Es cierto que este término forma parte de una teoría más grande como es la “Teoría de la evolución”, habiendo variado ésta hasta la actualidad junto a los nuevos descubrimientos, pero para llegar a entender una teoría tan compleja cabe comprender en primer lugar la idea en la que se basa.

Podríamos intentar dar una definición que la comunidad científica aceptase, pero desde luego encontrar una definición perfecta para la “Adaptación”  sería una tarea en manos de muy pocos, por ello, centrémonos en los aspectos que daríamos como aceptados en cualquier definición que se diese de la misma. En primer lugar digamos que es un proceso de transformación que se produce en los seres vivos, lo cual designamos como obvio y observable; además añadamos que este proceso tiene lugar a lo largo del tiempo, para darle una dimensión temporal y por último que estas transformaciones conllevan una relación del ser vivo con el medio, como motor del proceso.

Teniendo estos tres puntos en cuenta pongamos un ejemplo claro de que es la adaptación; en algún momento de la vida, ésta abandonó el mar y se trasladó a la tierra por lo que los individuos que antes vivían en el mar pasaron de utilizar una forma de locomoción como las aletas a usar una forma diferente como lo son las patas, analicemos pues este ejemplo. En ningún momento un individuo al llegar a tierra decidió poseer patas o que éstas eran la mejor forma de locomoción en ese medio, sino que, individuos que la casualidad hizo aparecer los denominados mutantes, individuos que diferían un poco respecto a su forma de locomoción ancestral y les permitía un mejor movimiento en tierra. Por supuesto la mayoría de estos individuos mueren, y es necesario que la reproducción entre individuos mutantes y los que no lo son se lleve a cabo para que este denominado rasgo que resulta biológicamente más eficaz aparezca de forma paulatina en una especie. Me gustaría hacer especial hincapié en el razonamiento anterior, ya que conlleva un mensaje vital, la adaptación es casualidad y preprogramación, sin anularse entre ellas. La adaptación no es intrínseca en los individuos, es intrínseca en el universo.

Adaptation

Sin adaptación la vida acabaría por extinguirse, pero una simple molécula también se adapta al medio en el que se encuentra, incluso una partícula. Los electrones de un átomo aumentan sus niveles de energía si éstos la reciben del ambiente en el que se hallan, por lo que hay dos aspectos claros, el primero es que el hecho de que un aporte de energía o una mutación se produzca viene dado por el azar (entendiendo el azar no sólo como la falta de programación, sino como la incapacidad del ser humano de tener en cuenta todas las variables que pueden significar que este cambio se produzca o no) y el segundo es el hecho de que una vez se produce un cambio, este se podría llegar a repetir y si el ambiente permanece constante indefinidamente; serán unos rasgos concretos los que abunden en una especie concreta. Un ejemplo claro de esto es el hecho de que si la especie humana no hubiese llegado a existir y en su lugar hubiese existido una especie similar, aunque difiriese en unos pocos rasgos respecto a la nuestra, los rasgos más representativos serían los mismos ya que si no fuese así no se habría podido adaptar al ambiente y habría terminado por extinguirse.

Es en esto en lo que se basa la adaptación y el hecho de comprenderla es lo que lleva causando un estupor sin precedentes en la comunidad científica durante poco más de medio siglo. Pero existe un razonamiento que no precisa de ninguna explicación larga y aburrida para provocar nuestra aceptación, “Quién no se adapta, muere”.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (5 votos, media : 5,00 sobre 5)
Cargando…

Comentarios

Comentario

Investigador empedernido de todo lo que nos rodea. ¡Es hora de cambiar el mundo! Observemos el universo, investiguemos todo aquello que no alcanzamos a comprender y creemos un futuro a la altura!

Comments are closed.