Calma

De la misma manera que la sopa se enfría,

que las bombillas se funden

y que las baterías se agotan,

el tiempo pasa,

como un huracán, aunque lo deje todo devastado,

como la lluvia, aunque arruine cosechas que podrían haber sido exitosas.

 

La tormenta cesa y la tierra seca.

La noche deja paso al día,

los ríos desembocan en el mar,

y este, finalmente, se calma.

 

 

Tú y yo también seremos piedra.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin votos aún)
Cargando…

Comentarios

Comentario

|Relaciones Internacionales UCM| |Ourense-Madrid| |maremladson@gmail.com|

Comments are closed.