Narrativa

Ofelia, cuadro de John Everett Millais

Mortales

*“Que me mataron, niña Wene”*, o algo así que dijo, dejando el cuerpo en decúbito supino y las palabras como fusilidas, en un tono absurdo, necrológico, como la ola de…

Hay días

Hay días en los que me siento pleno. Me levanto de la cama con una sonrisa de oreja a oreja y con la sensación de que nada va a salir…

Lola y las mujeres gratuitas

Como la tierra labrada por las ratas, el olor a humedad, pobreza, infames digestiones de un whisky del que no conocemos ni su nombre, sexo portátil, masturbación a precio fijo,…

Cuando despierte…

Vivimos en mundo inmenso y lleno de oportunidades, pero por desgracia y una ausencia de aprendizaje, muchas veces solamente somos capaces de apreciar y fijarnos en la cara podrida de…

Un burdel sin nombre

Nunca hallaron la imaginación posible para rotular esta habitación sin puerta de atrás, este burdel, este prostíbulo sin nombre. Era para todos simplemente un banco de lencería del Carrefour, un…

¿Suerte?

Estos días encontré una vieja historia china recogida por el autor Anthony de Mello que hoy quisiera compartir con todos vosotros. Interesante, sin duda, como casi todo en esta vida…

El miedo

Hoy retomo mi particular repaso de las emociones negativas, aquellas que intentan abrirse paso día tras día entre nuestras inconscientes mentes. Hace tiempo que tengo pensado en centrarme en uno…