El diseño noruego

Hace unas semanas se dio a conocer el nuevo diseño de los billetes noruegos que verán la luz en 2017 realizado por la compañía de diseño Snohetta en colaboración con The Metric System. ¿Qué implica el nuevo diseño? ¿Por qué lo han hecho? ¿Hacía falta? ¿Qué podemos aprender de esa iniciativa? Ahora mismo además en Europa estamos renovando los billetes de cinco euros, ésos que cuando vemos por primera vez pensamos que son del Monopoly y nos van a timar.

Volviendo a Noruega y respondiendo a la primera pregunta, el nuevo diseño implica una nueva imagen, una renovación de lo que ahora está tan de moda de crear una “marca” del país, que aquí tan bien conocemos como “marca España”, pero sin chapuzas. El por qué de la decisión ha sido una innovación, un replanteamiento de su dirección en la historia, todos tenemos esa imagen de vikingos sanguinarios y agresivos que desembarcan de sus drakkares, o sea que quizá quieran cambiar esa imagen por una más sofisticada y rompedora.

billetesantiguos

Desde luego no tengo ni idea de si hacía falta o no cambiar su diseño, pero puestos a innovar, ¿Por qué no? Los otros se quedaban ya anticuados, como de hace dos siglos, y no se adaptaban a una imagen actual moderna y vanguardista.

Lo más curioso es que el resultado del concurso que el Norgesk Bank propuso para elegir los diseños finales no es obra de una entidad, sino de dos. La parte frontal del billete es obra de la empresa The Metric System, muy famosa en Noruega, al igual que el estudio Snohetta, quien fue el creador de la parte de atrás. ¿En qué se diferencian los reversos? La parte frontal mantiene un aspecto más clásico, con fotografías e ilustraciones de situaciones o elementos típicos del país (menos mal que aquí se usa el euro, si no ya me imagino un billete de peseta con una corrida de toros, muy “marca España”). Hasta aquí nada nuevo, nada excesivamente rompedor. Hasta que le damos la vuelta al billete y encontramos el resultado de Snohetta, un reverso con pixel art. Olé.

Como explican en una entrevista con Gráffica, nació del concepto de “la belleza de las fronteras”, y de ahí se desarrolló la idea a modo de mosaico, de crear una imagen con pequeñas piezas, un diálogo entre la idea de los pixeles que forman una imagen y las piezas de los mosaicos. Así pues, con inspiración entre otros como Paul Klee, el resultado fue el siguiente.

Propuesta de Snohetta:

50S 100S 200S 500S 1000S

Propuesta de The Metric System:

50TMS

100TMS 200TMS 500TMS 1000TMS

Gracias a ambos diseños Citylab ha otorgado a los nuevos billetes el sobrenombre de “el mejor dinero del mundo”.

Respondamos a la última pregunta, ¿qué podemos aprender de esta iniciativa? Pues lo primero que se puede crear una imagen moderna y agradable sin que sea detractada por los clasistas (con clasista me refiero a aquellos conservadores de la imagen clásica para todo). Lo segundo que es posible homogeneizar tradición y vanguardismo, lo cual hace que no se pierda el valor ni la esencia de Noruega.

Desde luego el mundo no ha quedado impasible ante esta renovación. El año pasado hubo cambios tanto en la libra esterlina como en el dólar, aunque por motivos diferentes, la libra puede que a partir del 2016 se sume a una iniciativa que estudia retirar los billetes de papel e implantar unos de polipropileno, mejorando la seguridad, la higiene y su coste mientras que el billete de 100 dólares cambia para luchar contra las falsificaciones implantando varios elementos que según defienden expertos, son muy difíciles de replicar.

¿Y ahora qué? Pues existe también una propuesta del diseñador Travis Purrington para el rediseño visual de los dólares americanos en un intento de imitar la iniciativa noruega, aunque parece que no ha sido acogida con mucho ímpetu. Quizá el problema es que más que billetes parecen postales de un museo. Principalmente cambia su disposición horizontal a vertical, lo cual no es muy cómodo en cuanto a legibilidad. Algo que llama la atención es el uso de imágenes modernas, como circuitos, la imagen de un astronauta o rascacielos, pero olvidarse de los que levantaron al país parece que no ha calado en el público. Aunque también hay que pensar que EEUU es uno de los referentes en cuanto al capitalismo mundial, por lo que es una tarea difícil crear una nueva imagen para ello.

dolar

Tras un último vistazo a estas nuevas propuestas, parece que si sumamos el rediseño de las coronas noruegas, el nuevo dólar americano y los nuevos billetes de euro que se implantan poco a poco vemos que las florituras barrocas se acaban, dando paso a una simplificación de la gráfica visual, aportando un contenido más directo.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media : 5,00 sobre 5)
Cargando…

Comentarios

Comentario

Jacobo Olmedo

Soy un estudiante de diseño gráfico al que le encantan las pequeñas curiosidades, y es lo que quiero compartir con vosotros.

Comments are closed.