¿El Fin del Reinado?

No hace falta llegar a la veintena para recordar esos tiempos en los que te sentabas delante del ordenador, lo encendías y una vez hubiese cargado tu Windows XP, el Messenger se conectaba y automáticamente abrías Internet a ver tus nuevos comentarios en el Esflog o el Fotolog. Ninguno de estros tres servicios citados sigue ya en activo. Poco a poco la gente olvidó los “flogs” a cambio de un popularizado Tuenti y el Messenger murió el día en que la red social española, antaño por antonomasia, introdujo el chat. Tuenti nació en 2006; pensadlo bien, la mayoría de los que estáis leyendo esto recuerda  a la perfección aquel año, y muchos no se introdujeron en esta red social hasta uno o dos años después; y sin embargo ya está a punto de morir con millones de usuarios dándose de baja. Facebook ganó protagonismo y poco a poco lo va perdiendo con una generación de jóvenes cansados de tanta puñetera comunicación online. Pero en 2009 apareció la panacea, ya no tenías que esperar a llegar a casa para hablar gratis sin dejarte un pastón en los sms; aparece el whatsapp.

AdiosNinguno de nosotros podemos negar la gran influencia que ha tenido en nuestras vidas, la oferta de tarifas de Internet en telefonía se amplió a límites insospechados. Pensadlo bien, ¿quién tenía Internet en el móvil antes de que apareciese el whatsapp? Aquellos que realmente lo necesitaban y podían permitírselo; otra cosa bien diferente era el BBM. Desde ese momento, el iconito verde se ha convertido probablemente en el app que más usemos a lo largo del día y actualmente cuenta con más de 430 millones de usuarios activos en el mundo; casi 9 veces la población de España.Muchos son los servicios que han intentado competir contra el gigante y han fracasado. Viber, Skype, Line, BBM o SnapChat son un pequeña muestra de todos ellos. No importó que convirtiesen la aplicación de pago para los teléfonos Android (en los dispositivos IOS ya lo era), no parece importar que se demuestre cada mes su nivel de inseguridad y no parece importar los millones que se dejan sus competidores en publicidad; wasapear ya forma parte del vocabulario habitual.

Soy el típico amigo extraño que conoce esas aplicaciones raras antes de que se popularicen porque a la mínima noticia que leo la descargo, la pruebo, veo que no hay nadie que conozca, juego con ella y acabo borrándola u olvidándola hasta que de pronto se populariza. Tengo un correo electrónico sólo para las cuentas de todos los sitios en los que me registro. Todos tenéis un amigo de esos, en mi caso soy yo. El caso es que hace un tiempo probé un servicio de mensajería interesante con un avioncito de papel como símbolo en un fondo azul, un símbolo que lleva unos días volando por toda la red, me refiero a Telegram.

Con un ritmo en la última semana entre 150.000 y 200.000 nuevos usuarios diarios, Telegram surge en el panorama como el nuevo oponente a batir. Yo mismo he visto como de tener 3 contactos he pasado a casi 30 en un par de días. ¿Pero por qué mudarnos a otra mensajería?

Por sus Caídas

whatsapp

WhatsApp está fallando últimamente con cierta asiduidad y es que el tráfico de mensajes que manejan es importante. El día 31 de diciembre se enviaron nada menos que unos 53.000 millones de “wasaps”, eso colapsa cualquier red. Personalmente tengo la sensación de que cada día va más lento cuando envío una foto o cuando recibo cierta cantidad de mensajes seguidos provenientes de los dichosos grupos. Si hay algo que me sorprendió de Telegram es la velocidad a la que se envían archivos.

Por su Privacidad

“Que espíen lo que quieran, total no tengo nada importante”. Tras el escándalo del espionaje de la NSA el mundo parece haber caído en la cuenta de que internet está lejos de ser seguro. ¿Creíais que nadie os lee porque sois poco interesantes? Hace falta más concienciación al respecto, vuestra privacidad es vuestro derecho. Da igual que sea importante o no. Vale, no hay un tipo en Quantico (dónde se sitúa la sede central de la CIA) leyendo tus mensajes personalmente y anotando a qué hora quedas con un amigo para ir al cine o qué le recuerdas a tu marido que coja en el supermercado; pero hay un software que lee las palabras clave de nuestros mensajes y así simplifican la búsqueda. Y si no, que se lo digan a esta mujer. Whastapp es un reconocido método inseguro de comunicación mientras que Telegram parte de la privacidad como su gran fuerte. La modalidad de chat privado te garantiza un cifrado completo, sin rastro en sus servidores y con posibilidad de autodestruir mensajes como el SnapChat. Ese es un gran motivo por el que cambiarse.

Por su Imagen y Funcionamiento

Si estás acostumbrado a Whastapp no te costará adaptarte a esta nueva aplicación. Los menús son extremadamente similares, con la salvedad del cambio de colores del verde al azul que hará que descanses del ya aburrido verde oscuro. El entrono resulta muy familiar y no te sientes en constante lucha por descifrar cientos y miles de opciones diversas tal y como ocurría en Line. Hasta 200 personas en cada chat de grupo frente a las 50 de whastapp son otra buena razón por la que pegar el salto. Los grupos son mayores, más fluidos y con la posibilidad de enviar archivos como pdfs, una necesidad para muchos estudiantes. Su única pega es la imposibilidad, por el momento, de enviar mensajes de audio y lo pesado que se hace navegar entre los archivos. Probablemente en próximas versiones se solucione.

telegram-iOS-app

Los 2 Ticks Si Significan Visto

No es que personalmente me preocupe demasiado, por no decir nada, pero mucha gente creía en esa leyenda que hacía referencia a que un “tick” significa enviado y el segundo leído. Tras el comunicado oficial por parte de WhastApp desmintiendo este hecho parece que los nervios por saber si esa persona te está ignorando o no se han diluido. He incluido esto como un punto a favor pero este hecho no hará más que enloquecer a todos aquellos con infinitas hormonas en sus venas ansiando la carita sonriente de la persona que tanto “aman”. Ojo, es un arma de doble filo.

Por su Precio

Gratis, para siempre, en todas las plataformas. Al menos así anuncian sus desarrolladores. Se acabó el debate de los dichosos 89 céntimos de euro del whastapp y la extensión de los 6 meses gratuítos.

Por su Movilidad

Esto es un gran punto a su favor. Muchos de vosotros habréis rebuscado e intentado una y otra vez instalar Whastapp en las tablets sin 3G y eso no era posible sin, al menos, hacer un largo y extraño procedimiento que, para los usuarios de Apple ponía en peligro su garantía. Ya está, se acabó. Una de mis mayores sorpresas ha sido el momento en que lo he logrado instalar en el iPad sin problema alguno, únicamente escribiendo el código que por sms me enviaron. Fácil y sencillo.

Evidentemente no es perfecta, pero también es joven. Existen bastantes cosas que necesitan y probablemente serán mejoradas; la búsqueda de los archivos, la posibilidad del audio, el mencionado doble tick o la imposibilidad de ocultar la hora de tu última conexión son motivo de trabajo para el equipo de desarrolladores de la aplicación de moda que sueña con desbancar al rey de la mensajería. Por el momento han puesto todo a su favor y han recopilado los puntos buenos de sus diferentes competidores en su propio producto. Tal vez suene utópico por mi parte pero ojalá Telegram logre desbancar a WhatsApp, eso significaría que no nos estaríamos anclando en una sociedad con una total y absoluta despreocupación del significado de la privacidad. Eso significaría que otro grande cae para seguir adelante. A todo le llega su fin; tarde o temprano.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (5 votos, media : 5,00 sobre 5)
Cargando…

Comentarios

Comentario

E Fdez

Fuera del perro, un libro es probablemente el mejor amigo del hombre, y dentro del perro probablemente está demasiado oscuro para leer. Una creencia: todo el mundo debería creer en algo, yo creo que voy a seguir leyendo, discúlpenme.

Comments are closed.