El nuevo concepto de enfermedad

Home-Slider-8

La medicina permite alargar y mejorar la calidad de nuestras vidas. Con el paso de los años, el número de avances logrados han aumentado a un ritmo exponencial. El fin principal de la medicina es el tratamiento de las dolencias que padece el ser humano, dolencias también denominadas “enfermedades”. La forma de diferenciar y reconocer todas estas diversas dolencias es a través del estudio de los “síntomas” que se muestran en un individuo que padezca tal enfermedad. Estos son dos conceptos de gran importancia en la medicina, a los cuales, me gustaría dedicar este artículo.

Como no cabría esperar menos, “otras especies demuestran cierto alarde de conocimientos médicos”,  tal y como Richard Wrangham, profesor de antropología de la Universidad de Harvard, publicó en New Scientist. En dicha publicación, Wranhgam recoge un estudio que realizó sobre el tratamiento de ciertas plantas por parte de chimpancés, observando un trato especial hacia ciertos tipos de plantas que contenían compuestos químicos con propiedades antibióticas.

Los-cientificos-mas-influyentes-del-20121En cierto modo, hasta que se produjeron los grandes descubrimientos de los siglos XIX y XX, la medicina se encontraba en condiciones precarias y sus técnicas eran algo primitivas. Lejos estamos ya de muchos de los tratamientos utilizados que, en vez de paliar la enfermedad, debilitaban o mataban al paciente.

¿Pero qué es una enfermedad? Según la OMS, una enfermedad es una “Alteración o desviación del estado fisiológico en una o varias partes del cuerpo, por causas en general conocidas, manifestada por síntomas y signos característicos, y cuya evolución es más o menos previsible”. Resumiendo en pocas palabras, se podría decir que una enfermedad es “El funcionamiento anómalo del organismo”. Cómo podemos observar en la propia definición de enfermedad encontramos los síntomas.

¿Pero qué es un síntoma? Un síntoma se define como “Alteración del organismo que pone de manifiesto la existencia de una enfermedad y sirve para determinar su naturaleza”. Es decir, toda aquella señal que encontremos en un organismo que nos indique que este padece una enfermedad y nos ayuda a reconocerla.

Ahora bien, la barrera que separa ambos conceptos es muy imprecisa, y con el avance de la tecnología y los nuevos descubrimientos médicos, muchas dolencias consideradas otrora como enfermedades son consideradas, a día de hoy,  síntomas. Uno de los ejemplos que más me han impactado a nivel personal ha sido el descubrimiento por parte del Dr. Ángel Carracedo Álvarez del origen genético del autismo. En un principio podríamos pensar que la alteración que provoca este trastorno se tendría que encontrar en el encéfalo, es lo más lógico según los síntomas que presentan los individuos. Por lo que los diferentes tratamientos que se dan a este trastorno tienen como objetivo el sistema nervioso.

adn-estructuraPero la genética no miente y se ha demostrado que el auténtico origen de este trastorno se encuentra en el sistema inmune, en él se encuentra el núcleo del problema, por lo que las alteraciones en el encéfalo son síntomas de la auténtica enfermedad que se encuentra en el sistema inmune. ¿No es increíble?

Con el tiempo, los avances en genética nos han permitido encontrar el origen de muchas enfermedades y, en muchos casos, encontrar su cura. Aunque sin duda, los mayores avances están por llegar, ya que, el significado de la mayoría del código genético aún nos resulta un misterio. En anteriores artículos ya hablamos de las posibilidades que entramaban los futuros tratamientos de base genética.

Si dedicamos unos instantes a pensar en la medicina actual y observamos a nuestro alrededor los grandes avances que se están produciendo, nos daremos cuenta que la medicina, tal y como la conocemos, está a punto de cambiar por completo. Puede que la mayoría de lo que hoy en día se consideran enfermedades pasen a ser síntomas cuando encontremos su verdadero origen. Si conseguimos la hazaña de encontrar el origen de estas enfermedades, sin duda, estaremos mucho más cerca de encontrar una cura para ellas.

42cc2f7ab96660ee57d06aa4b295c6de_articleEn cualquier caso, me gustaría remarcar que, por mucho que se avance en este campo, la medicina actual no quedará desfasada en la mayoría de los casos, debido a por ejemplo, el reconocimiento de enfermedades de origen infeccioso. La forma más rápida y sencilla de reconocerlas es mediante los síntomas que provocan, un ejemplo de esto es la dolencia provocado por la familia de virus Orthomyxoviridae, causante de la gripe.

La medicina continúa utilizando el sistema de reconocimiento de enfermedad a través de los síntomas desde la propia modernización de la misma. Se ha teorizado en gran medida sobre los posibles avances que se pueden producir en ella, algunos de los cuales podrían cambiar por completo las bases de la medina tal y cómo la conocemos hasta límites insospechados.  ¿Podéis imaginaros un futuro en el que se complemente este sistema mediante el estudio del código genético del individuo? Tal vez esté más cerca de lo que pensamos.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin votos aún)
Cargando…

Comentarios

Comentario

Investigador empedernido de todo lo que nos rodea. ¡Es hora de cambiar el mundo! Observemos el universo, investiguemos todo aquello que no alcanzamos a comprender y creemos un futuro a la altura!

Comments are closed.