Hackers: parches en el ojo y teclados

El pan de cada día es ver en las noticias semanales en cualquier diario online un titular con una sintaxis tal que así: “Un hacker ataca la web de (nombre de empresa importante/banco/órgano gubernamental) y roba los datos de XXX Usuarios” MAL, muy MAL.

Malditos sean, que manía tienen los periodistas (que me perdonen los éticos y profesionales) de usar los conceptos de un mundo, el de la informática e internet ( que no conocen), como bien les da la gana. Me pregunto cuantos de ellos saben realmente que es un Hacker, o más bien, que es un hack. Remontémonos un poco al origen de este término y veamos pues lo equivocados que están los medios.

Al principio fueron los Auténticos Programadores.
No era así como se llamaban a sí mismos, tampoco “hackers” ni nada parecido. El sobrenombre “Auténtico Programador” (Real Programmer) no sería usado hasta el año 1980, en que uno de ellos lo hizo de forma retrospectiva. Los Auténticos Programadores provenían habitualmente de disciplinas como la ingeniería o la física y con frecuencia se trataba de radioaficionados. Llevaban calcetines blancos, camisas de poliéster con corbata y gafas gruesas, y programaban en código máquina, en ensamblador, en FORTRAN y en media docena más de arcaicos lenguajes ya olvidados, esos si eran los verdaderos valientes de la programación, no cualquier noob que hace una app para Android usando un servicio web.

https://i0.wp.com/frikilogia.com/wp-content/uploads/2009/03/spartify-friki.jpg?resize=302%2C230

ARPANET fue la primera red intercontinental de alta velocidad, el abuelo de internet por así decirlo. Fue construida por el Departamento de Defensa estadounidense, poco a poco se unieron a ella centros de investigación y universidades creando una gran red de conocimientos. Pero ARPANET hizo algo más. Sus autopistas electrónicas reunieron a hackers de toda Norteamérica en una masa crítica: en lugar de permanecer en pequeños grupos aislados, se descubrieron (o reinventaron) a sí mismos como una tribu interconectada.

Entre los hackers de esa generación podemos encontrar al creador del núcleo de UNIX, Ken Thompson; al de C, el “primer” lenguaje de programación adaptado más a humanos que máquinas, Dennis Ritchie; al padre de LINUX y la Free Software Foundation (“Fundación del Software Libre”), Richard Stallman y unos cuantos más entre los que figuran Steve Wozniak, co-fundador de Apple, el verdadero cerebro detrás de la compañía.

https://i1.wp.com/upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/f/f6/Steve_Wozniak.jpg?resize=221%2C273
Ken Thompson , Dennis Ritchie y Steve Wozniak

Muchos años han pasado desde que el hacker era alabado por sus labores, en que eran importantes y sobretodo, ellos mismos no se conocían como hackers. Ahora los hackers son, por supuesto según los medios, delincuentes, piratas informáticos y ladrones “cobardes” puesto que lo hacen desde un ordenador sin riesgo físico.

Y luego encontramos noticias como estas, en las que un grupo de hackers destapa cuentas en redes sociales que se usaban para compartir información de foros en la Deepweb de pornografía infantil.
Entonces aclarémonos, ¿son buenos o son malos estos señores de máscaras Fawksianas?. Echando un rápido vistazo al código ético de los hackers, se podría decir que son gente ética y que vela por el bien de todos:

  • Pasión
  • Libertad
  • Conciencia social
  • Verdad
  • Anti-corrupción
  • Lucha contra la alienación del hombre
  • Igualdad social
  • Libre acceso a la información (conocimiento libre)
  • Preocupación responsable
  • Curiosidad
  • Creatividad
  • Interés

Hablando por ejemplo de la verdad, la anti-corrupción y la conciencia social, tenemos a 3 personas que han dado mucho que hablar a lo largo del último año, Julian Assenge, Edward Swoden y Bradley Manning a costa de su libertad y hasta su vida, revelaron todos los trapos sucios de la CIA, NSA y demás amigos de la información, destapando el mayor escándalo de espionaje de los últimos años.

https://i2.wp.com/upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/7/75/Julian_Assange_cropped_%28Norway%2C_March_2010%29.jpg?resize=276%2C277Julian Assenge

Ellos son los verdaderos hackers, no un crío de 15 años que desde su casa roba contraseñas del Facebook de sus amigos utilizando herramientas que ni programó él ni sabe como funcionan. Ese tipo de personas son conocidas como script-kiddie y son, obviamente repudiados por todo el colectivo hacker.

Así pues, tenemos los hackers buenos, los éticos y los malos, los ladrones; en el argot de internet se les conoce como hackers de sombrero blanco y de sombrero negro, respectivamente; es común llamar a los hackers malintencionados, Crackers. Siempre que tengo que hacer una analogía en el mundo tangible recurro a los cerrajeros. Nadie piensa que un cerrajero por poder abrirte tu casa sea un delincuente ni te pueda entrar a robar a en casa aprovechando sus herramientas y conocimientos  -que alguno lo habrá-, pero escoria hay en todas partes; no es lo habitual. Otra cosa es que una persona con esas herramientas, u otras menos sutiles, rompa tu cerradura y entre en tu casa; esa es la diferencia entre un hacker y un cracker. Si tu quieres probar tu sistema de seguridad, de tu web, de tu banco o de tu negocio sea el que sea necesitas un experto, y ese experto, es un hacker.

https://i0.wp.com/techbugs.net/wp-content/uploads/2011/08/hackers..png?resize=432%2C242

Así que amigos, la próxima vez que escuchen a alguien decir que es un hacker por sacar la clave del wifi del vecino, denle una cariñosa colleja y enséñenle la diferencia.

Para terminar les recomiendo que vean la película “Juegos de guerra” que espero que un día mis compañeros de Jack Rabbit´s Slim analicen, les dejo el trailer y la ficha en IMDB

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media : 5,00 sobre 5)
Cargando…

Comentarios

Comentario

Antonio De Ron

Me pierdo entre pantallas, teclados, cámaras y cables. Cuando no estoy enfrascado entre bits lo estoy entre píxeles. Dentro de mi hay un pequeño científico gritando cada día ¡sé curioso!

Comments are closed.