HER

“- ¿Cómo te llamo? ¿Tienes un nombre?

– Sí, Samantha.

– ¿De dónde sacaste ese nombre?

– Yo misma me lo puse.

– ¿Por qué?

– Porque me gusta como suena. Samantha.

– ¿Cuándo lo escogiste?

– Cuando me preguntaste, pensé, tiene razón, necesito un nombre pero quería escoger uno bueno, así que leí un libro llamado “Como nombrar a tu bebé”. Y de 180 mil nombres ese me gustó más.

– ¿Leíste un libro entero en el segundo que te pregunté por tu nombre?

– De hecho, en 2 centésimas de segundo.”

Todos estamos de acuerdo en que el tipo de relaciones entre seres humanos cambian a lo largo del tiempo. Pero, ¿pudiera llegar a ser que un humano se enamorase de su sistema operativo? Ésa es una de las muchas preguntas que nos lanza la película “Her,” un drama con un fondo de ciencia ficción (tal vez no tan lejano) en que un hombre de mediana edad, Theodore Twombly, ha de lidiar con una ruptura en su matrimonio. Theodore nos lleva por un camino desentrañando los misterios de las relaciones personales y topándonos con dilemas nuevos a través de las conversaciones que tiene con Samantha (su sistema operativo).

Se trata de una obra que cautiva en los primeros 5 minutos de filme. Desde su destacable comienzo, que al igual que en “The Silver Lining” arranca con un monólogo del protagonista, nos damos cuenta que la sensibilidad que refleja es parte de su trabajo. La película requiere de esta cierta sensibilidad, necesaria para empatizar con Theodore y para poder apreciar el constante ametrallamiento de preguntas que presenta el guión. Es por ello que la recomendaría a aquellos que ya hayan tenido experiencias con relaciones personales amorosas o están en una relación en este momento. El guión pone fácil el ver reflejado por qué cambian, evolucionan, o se rompen estas relaciones. Deja de lado el juicio a los personajes, ya que no toma partido por ninguno, ni siquiera Theo: simplemente muestra lo que sintió cada uno en la situación en que se encontró de la relación.

Antes de ver la película, el juzgar el amor de Theo con respecto a su sistema operativo podría dar lugar a pensar que el protagonista es un hombre asocial que embarca en esta relación por su incapacidad de hacerlo con un humano, su incapacidad de flexibilidad ante los demás o empatía. No obstante durante la película uno no cuenta con ése pensamiento, ya que absorbe al espectador de una manera en que la relación parece haber emanado como podría haberlo hecho la nuestra. Así, se plantea, por ejemplo, el paralelismo entre la relación de Theo y Samantha como podría serlo la de una pareja en una relación a distancia. La única diferencia existente entre ellos y una pareja entre humanos, es que Samantha no tiene cuerpo. Esta diferencia es suficiente para que la distinción entre una pareja con una relación a distancia y la relación que tiene Theo afecte en ciertos aspectos que la hacen particular a cómo estamos acostumbrados a pensar sobre las relaciones. Para empezar, el hecho de no tener cuerpo proporciona a Samantha una omnipresencia: lo cual quiere decir que puede realizar multitarea sin perder facultades o concentración en cada una de estas tareas a que se dedique. De este modo, cabe considerar la  posibilidad de poligamia de Samantha: ¿sería lícito que Samantha fuera polígama? ¿Que tuviese 1, 2, 500, 1000, o 5000 relaciones más además de la que tiene con Theodore? Desde un punto de vista de relación entre seres humanos, la poligamia restaría a cada relación en tanto a las limitaciones físicas espacio-temporales que tenemos. No obstante, no pasaría lo mismo con un sistema operativo, ya que no posee nuestras mismas limitaciones.

Otra cuestión potente en el largo es si es verdadero el amor en la relación del protagonista, ya que pese a la consciencia de la máquina, Samantha no deja de ser software programado por otras personas. ¿Son las emociones que posee Samantha reales? ¿Qué significa que una emoción o un sentimiento sea “real?” Al fin y al cabo, incluso los seres humanos sentimos y nos emocionamos por nuestra “programación” implícita en nuestro ADN, que modela la segregación de hormonas que modifican nuestro estado de ánimo, entre otros factores. ¿Quiere decir eso que nuestras emociones, por el hecho de que estamos condicionados por nuestro material genético, nuestras vivencias pasadas y circunstancias, dejan de ser reales? ¿Acaso es este condicionamiento tan diferente al que tiene Samantha al haber sido programada por humanos, cuando ella también evoluciona, cambia, crece, y está en constante aprendizaje?

“Bueno, básicamente tengo intuición. Digo, el ADN de quien soy está basado en las personalidades de los programadores que me escribieron. Pero lo que me hace ser yo es mi habilidad de crecer con mis experiencias. Básicamente, estoy evolucionando a cada momento. Justo como tú.”

Este tipo de ejemplos son aquellas cosas que cambia el punto de vista del espectador a medida que ve la película, y provoca la empatía en tanto a la consideración de puntos de vista nuevos. ¿Por qué algunos de nosotros consideraríamos que la poligamia no es algo correcto? ¿Es realmente la poligamia lo que no sería lícito para algunos en sus relaciones, o es más bien el hecho de que se restaría a la relación? ¿Qué es sentir amor verdadero con respecto a alguien (sea humano o OS)? Provoca en el espectador percatarse del origen de sus propios prejuicios, lo cual es muy potente con una obra artística, considerando que la mayoría de las películas poseen un protagonista y un antagonista acentuados a los que solemos juzgar como positivo al protagonista y negativo al antagonista. Es una película que no juzga a los personajes: sino al planteamiento de los prejuicios propios.

Hay que disfrutarla en el momento adecuado, preparado para de experimentar cuestiones morales que puede que antes no nos hubiésemos plantado.

Por: Eigengrau

Puedes escribirme a eigengrauvlogs@gmail.com

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin votos aún)
Cargando…

Comentarios

Comentario

Soy Marieta (Eigengrau), y desde siempre me ha gustado escuchar historias tanto como contarlas. Actualmente he escrito el guión de un largo: "La Colección," y un corto que lo acompaña. Si quieres saber más sobre qué significa esto: http://bit.ly/1NkkiKL Soy de esas personas que creen en la bondad de la humanidad, que les gusta aprender y que saben disfrutar de los Lunes. Me encantan los enigmas. Si me quieres mandar uno escríbemelo a mi email “eigengrauvlogs@gmail.com” y si consigo resolverlo te mandaré una respuesta. O si quieres cualquier otra cosa también. Eigengrau

Comments are closed.