How to get away with murder

murderHoy traigo algo diferente. Recientemente he descubierto la serie How to get away with murder, (o Cómo defender a un asesino en España; disponible la primera temporada de 15 episodios en Netflix), de un talante de suspense que cautiva la curiosidad del espectador desde el episodio piloto.  La serie se basa en un grupo de estudiantes de derecho de una universidad de Filadelfia reclutados por una dura profesora de penal para resolver casos reales. Si a ello le sumamos un misterio que se presenta desde el inicio de la serie, con un confuso crimen en el que los estudiantes se involucran, obtenemos este maravilloso y trepidante argumento que a pocos dejará indiferentes.

La serie posee un guión muy potente y del cual tengo fuertes expectativas. La trama avanza muy rápido desde el primer episodio, lo cual considero marca de calidad puesto que los guionistas no tratan de alargar los acontecimientos. Pero el verdadero motivo que me ha llevado a escribir este artículo sobre How to get away with murder ha sido la elaborada construcción de personajes que se presentan en la serie. De producción estadounidense, un país en el cual la preocupación por el racismo y tipologías varias de discriminación está a la orden del día, se denota el cuidado que ha tenido la realización en la lucha contra los estereotipos. Comenzando por el personaje principal de la serie, Professor Annalise Keating, interpretado por Viola Davis (ganadora de un Emmy) y con la fortaleza del personaje femenino que tanto echamos en falta tanto en series de televisión como en películas. Para situar la cuestión en contexto, el Hufftington Post alega que por cada “Carrie Mathison,” personaje femenino fuerte de la serie Homeland, existen 6 “amas de casa reales”. Según dicho medio, “la manera en que las mujeres son representadas en la televisión y el cine es pésima.”[1] Si a esta ausencia de personajes principales femeninos le añadimos el origen afroamericano de la protagonista y el hecho de su matrimonio con un hombre blanco, nos encontraremos con un resultado más que interesante que desafía las polémicas y normaliza el siempre controvertido tema de los matrimonios de etnias diferentes en la cultura norteamericana. Os animo a que comentéis sobre personajes parecidos que se os vengan a la mente. ¿Se os viene a la cabeza alguno? Personalmente, y a pesar de no ser un personaje protagonista, sólo se me ocurre el papel de Jessica Pearson en la serie de USA Network Suits.

Pasando a los estudiantes comenzaremos con Wes, personaje que da vida Alfred Enoch (al que los fans de Harry Potter reconocerán por dar vida a Thomas Dean en la celebérrima saga). Wes es un chaval inteligente que ingresa en la universidad desde la lista de reserva convirtiéndose rápidamente entre uno de los mejores alumnos de la clase y, al igual que su profesora, es negro. Para que os hagáis una idea en números de la relevancia de este último hecho, el porcentaje de estudiantes hombres negros que se gradúan de la universidad en Estados Unidos es del 33%, en contraste con el 57% de todos los estudiantes.[2]

El segundo de los alumnos es Connor. En el primer episodio descubrimos que Connor es gay y en ningún momento hace el mínimo esfuerzo por ocultarlo. La polémica cuestión de la homosexualidad se ha visto avivada recientemente por la decisión de la Corte Suprema de los Estados Unidos, cuando declaró en Junio de este año que era anticonstitucional que los diferentes estados pusieran barreras al matrimonio homosexual, dado que atenta contra la decimocuarta enmienda de la Constitución norteamericana, las cláusulas de protección igualitaria. El tercer estudiante es Asher, un chico chulo, de buena familia y cuyo padre es un notorio juez de la Corte Estatal de Pensilvania. Este personaje pone a prueba la arraigada cultura de los niños mimados siguiendo los pasos de sus exitosos progenitores y con notable ausencia de talento.

Las dos estudiantes restantes son Michaela, también afroamericana, que presenta el estereotipo de la mujer que persigue a toda costa el sueño americano del éxito en el trabajo sin olvidar un matrimonio perfecto con una perfecta familia. Por último, en esta mezcla étnica nos encontramos con Laurel de quien, gracias a apellidarse Castillo, se deduce su origen latino; a pesar de que su imagen no se caracterice por el estereotipo clásico de los latinos en las producciones de Hollywood. Esta imagen presenta el hecho del comienzo del acceso a la universidad de segundas y terceras generaciones de inmigrantes latinos en el país y el aumento del peso en la cultura norteamericana de los hispanohablantes.

De no conocer de primera mano la sociedad estadounidense, este análisis me hubiera resultado desapercibido, destacando la naturalidad con la que se integran estos ideales en la trama. Desde hace un tiempo puede observarse como en muchas otras series de televisión se viene trabajando en la lucha contra los estereotipos. Sin ir más lejos, hace unos años no había personajes gay en las películas o series, que no fuera simplemente para “hacer de gay.” Ahora tenemos otros ejemplos como Modern Family, en el que la pareja de Mitchell y Cameron está protagonizada por homosexual y heterosexual respectivamente, Como conocí a vuestra madre con el “legendario” papel de Neil Patrick Harris como Barney Stinson o en The Big Bang Theory con Jim Parsons dando vida al hilarante Sheldon Copper.  Me gustaría animar a cineastas y guionistas que tomaran más en cuenta la situación de los prototipos de las diferentes sociedades y que trabajasen con ellos de tal forma que les otorgase a sus trabajos su punto de vista especial, saliendo de los personajes estereotipados que tan trillados están hoy en día.

[1] http://www.huffingtonpost.com/2012/11/13/women-in-the-media-female_n_2121979.html

[2] http://americaswire.org/drupal7/?q=content/black-males-missing-college-campuses

Eigengrau

Para contactarme: eigengrauvlogs@gmail.com

[1] http://www.huffingtonpost.com/2012/11/13/women-in-the-media-female_n_2121979.html

[2] http://americaswire.org/drupal7/?q=content/black-males-missing-college-campuses

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media : 4,00 sobre 5)
Cargando…

Comentarios

Comentario

Soy Marieta (Eigengrau), y desde siempre me ha gustado escuchar historias tanto como contarlas. Actualmente he escrito el guión de un largo: "La Colección," y un corto que lo acompaña. Si quieres saber más sobre qué significa esto: http://bit.ly/1NkkiKL Soy de esas personas que creen en la bondad de la humanidad, que les gusta aprender y que saben disfrutar de los Lunes. Me encantan los enigmas. Si me quieres mandar uno escríbemelo a mi email “eigengrauvlogs@gmail.com” y si consigo resolverlo te mandaré una respuesta. O si quieres cualquier otra cosa también. Eigengrau

Comments are closed.