La creencia en la prosperidad laboral

¿Todos sabemos qué es el mercado laboral?

(…)

Hace dos años atrás poco enterada estaba de este tema, pero cada día me preocupa un poco más. Soy estudiante de administración de empresas que coon un poco de suerte me graduaré de aquí en dos años. Mi preocupación al salir de esta burbuja perfecta es encontrar un trabajo. Y, si consigo llevar toda la suerte conmigo, espero encontrar uno relacionado con mis estudios.

El otro día me comentaba una amiga: ”La mitad de la población española está explotada…”, y yo le contestaba: ”Y la otra mitad está parada sin poder ser explotada”. Después de estas palabras que cruzamos comencé a pensar sobre los trabajos en nuestro país…

Llevamos años parados, con escasos recursos y pocas ayudas que nos motiven. Adultos con una gran experiencia laboral sin trabajo, jóvenes con la carrera recién terminada sin saber qué hacer, y adolescentes con aspiraciones tan bajas que ni pretenden comenzar a formarse profesionalmente. Además de éstos, también están aquellos que reciben pequeñas oportunidades para comenzar a trabajar pero, sea por falta de interés o por pura vagancia, prefieren seguir sentados, quejándose y de brazos cruzados. Algo falla.

La crisis que España sufre ha hecho que millones de personas hayan perdido su trabajo, otros que se hayan endeudado hasta arriba por ciertos errores cometidos en tiempos de prosperidad y otros que sigan igual de bien que antes, quizás un poco peor o, quién sabe, mejor. Necesitamos un buen empujón para poder alcanzar una situación un más consistente.

Muchas medidas se han creado y destruido, pero pocas se han enfocado a nosotros, los jóvenes. Las tasas de paro juvenil no han hecho más que incrementarse rápidamente, y pocos han escuchado nuestras quejas. El desempleo juvenil hace que muchos jóvenes decidan fugarse a otro lugar dónde las posibilidades de encontrar trabajo sean mayores, otros se sienten impotentes y cesan su búsqueda para seguir dependiendo de sus parientes cercanos, otros encuentran algún trabajo de baja cualificación respecto a sus estudios (vertical dissmatch) y, los más pequeños, dejan sus estudios excusándose en que no hay futuro laboral.

Desde aquí, a todos los jóvenes que buscan trabajo, quiero recordarles que la esperanza no se pierde, mejores tiempos vendrán y nuestro esfuerzo será recompensando en un tiempo no muy remoto. Y cuando ésto suceda, nosotros seremos los ”cabecillas” del mercado laboral español, seremos quienes conduzcamos la economía de nuestro país, y sabremos escuchar. Porque sé que hay miles de personas con su diploma de ”recién graduado” esperando con ansia poder demostrar lo que saben.

Quizás no nos damos cuenta de que nuestras técnicas e ideas son brillantes, y están llenas de motivación. Algún día, los que hoy no se plantean concedernos una oportunidad se darán de baja y desaparecerán. En un tiempo no muy lejano, leeremos ésto y podremos llorar de alegría y sonreír con satisfacción.

Nosotros, los jóvenes, pondremos todo nuestro empeño en cuanto nos den la mínima oportunidad de aplicar lo que hemos aprendido. En algún momento nos tocará suceder a los que están ahora al mando. Y, en ese momento, haremos conmover a quienes algún día no nos dieron la mano.

Mercado-laboral-e1383416750218

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin votos aún)
Cargando…

Comentarios

Comentario

Comments are closed.