La Meca hipster

¿Cuántas veces hemos ido paseando por el centro de cualquier ciudad mínimamente grande y nos topamos con la Meca particular de los modernos con bigote? Sí, la Meca hipster existe, y no hay ni una ni dos, ni tres, concretamente hay 17800 esparcidas por todo el mundo. A estas alturas deberíais saber a lo que me refiero, pues creo que cuando se menciona que vas a ir a un Starbucks suena por detrás un “¡Hipsteeer!”. Todo el mundo conoce Starbucks, todo el mundo sabe que ofrecen desayunos, bocadillos, magdal… muffins, zumos y café. Un café exquisito y excelente salido de un volcán en erupción o como promete su eslogan “El mejor café del mundo”. Depende. No vamos a entrar en cuestiones de exquisitez de paladar. Pero una vez sentado en uno de sus sofás, con tu Frapuccino en la mano derecha porque ya hace calorcito y tu iPhone en la izquierda mirando a los turistas chinos con 800 bolsas encima que siguen haciendo fotos después de un tour completo por la Gran Vía de Madrid, piensas cómo has llegado a esa situación. ¿Qué clase de conjunción astral se ha dado para que una compañía cuyo logo es una sirena con dos colas haya llegado a donde está?

Retrocedamos en el tiempo. 1971. Seattle. Washington. El profesor de inglés Jerry Baldwin, el de historia Zev Siegel, y el escritor Gordon Bowker fundaron esta compañía inspirados por el cafetero Alfred Peet y abrieron la primera tienda en Western Avenue. En sus inicios su proveedor era el mismo Peet, pero poco a poco fueron entrando en las listas de otros proveedores de todo el mundo. Cuando en 1982 se incorporó a la empresa Howard Schultz propuso un cambio en la empresa, y fue la expansión de venta a café expreso, ya que originalmente sólo vendían los granos pues defendían la idea de que el café es algo casero que se ha de preparar en casa. Schultz, convencido de que su idea daría más dinero que la de sus compañeros, abre en 1985 su propia cadena de cafeterías bajo el nombre de Il Giornale y compra a sus antiguos socios Starbucks, aunando Il Giornale y Starbucks bajo el nombre de esta última.

Howard Schultz

De este modo llevó a cabo el desarrollo de su idea de “tercer lugar”, en la que la cafetería ocupaba ese puesto por detrás del hogar y del lugar de  trabajo. Por ello Starbucks tiene un ambiente hogareño con sofás, en general de pequeño tamaño, con música suave y conexión a internet. Pero, ¿de dónde salen el nombre y el logo de la compañía?

Comenzando por el nombre, todo adicto a los clásicos de aventuras reconocerá en el nombre de la cadena a un personaje del mítico libro de Herman Melville, Moby Dick. Uno de los socios fundadores quiso darle a la compañía el nombre del barco del propio capitán Ahab, Pequod, y otro de ellos quiso darle el nombre de las minas de Starbo del monte Rainier, una montaña cercana a Washington. El resultado fue el nombre del segundo de a bordo del capitán Ahab, Starbuck. Y de ahí salió el nombre, Starbuck’s, reducido a Starbucks.

27.024000,27.024000

Con respecto al logotipo, su creadora fue Sophia Castle y se inspiró en una marca de agua de una empresa francesa de papel del siglo XV. La figura representa a una melusina, una figura de la mitología medieval mitad mujer mitad serpiente, en este caso con dos colas y no a una sirena como suele parecer. Con esto querían representar la idea de que el café de Starbucks viene de todas partes atravesando el mar como los antiguos mercantes. A lo largo de la historia de Starbucks el logo ha sufrido varios cambios. En su primera versión, de 1971, el dibujo era en blanco sobre marrón y con poca definición, siendo más un dibujo realista. Este primer logotipo presentaba a la melusina desnuda con los pechos descubiertos y el pelo cayendo por su espalda mientras sujetaba sus dos colas con las manos. Este logotipo no dejó de ser controvertido incluso cuando lo retomaron por motivo de su 35 aniversario, ya que no deja de ser una mujer enseñando los pechos y con las “piernas” abiertas.

sbux_logo_pre_1987_2

Esta versión duró hasta 1987, año en que Schultz compró la compañía. Sufrió la primera modificación consistente en una simplificación de la figura de la melusina, haciendo un dibujo más lineal y minimalista, a la vez que perdía esa visión realista. El pelo pasó a cubrirle los pechos y las dos colas pasaron a ser como una media luna disimulando su verdadero origen. También fue este año cuando el color corporativo se cambió de marrón a verde, así como el claim de “Coffee, Tea & Spices” pasó a ser simplemente “Coffee”.

logo-starbuck-1

En el año 1992 sufrió otra modificación, que fue el acercamiento de la figura de la melusina al espectador, de forma que sólo se ve su cara y las formas de las dos colas quedan ocultas, haciendo que sean una forma sin reconocer.

303-logo-de-starbucks

En el año 2011 este fondo negro y blanco de la figura de la compañía pasó a ser su logotipo, eliminando el círculo verde con las palabras Starbucks Coffee.

sbucks2011

A pesar de todo, no ha dejado de haber diversas teorías acerca del origen de la melusina del logotipo y del nombre de la compañía. Habladurías.

Ya sabéis, la próxima vez que os encontréis en la Meca del moderno, pensad en Melville.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 votos, media : 4,75 sobre 5)
Cargando…

Comentarios

Comentario

Jacobo Olmedo

Soy un estudiante de diseño gráfico al que le encantan las pequeñas curiosidades, y es lo que quiero compartir con vosotros.

Comments are closed.