Las Pruebas

ADVERTENCIA: NO MALGASTES TUS 10€EN ESTA PELÍCULA

De premisa similar a “Los juegos del hambre” o “Insurgente,” película también basada en una novela que conforma parte de una trilogía; el volumen dos de la saga “El corredor del laberinto” titulada “Las Pruebas” no es mejor que la primera. De hecho, si ésta era regular, Las Pruebas no se puede considerar nada más que un experimento fallido de adaptación novelística.

De por sí, el marketing de la película invita a una trama comercial y adolescente, lo cual de primeras parece ser positivo ya que historias similares han triunfado entre jóvenes. Guardando consideración con las características de este tipo de películas, Las Pruebas es un fracaso. Para empezar, la película arranca desde el confuso final del filme que lo precede con unas imágenes iniciales en la línea de lo que vende: jóvenes oprimidos en la incertidumbre buscando sentido a su vida y su libertad personal, para proseguir como una película de acción y transformarse sin venir a cuento en una película de zombies en toda regla. Este ciclo de tres cursos llega a repetirse hasta cuatro veces a lo largo de la historia. Los personajes atraviesan cuatro mundos con cuatro antagonistas que se van sumando a la aventura como aliados o no, con lo cual uno sale del cine con la sensación de que ha estado ahí metido cuatro horas viendo cuatro largometrajes similares. A todo esto, hay que denotar con gran interés la falta de originalidad en las transiciones: entre ciclo y ciclo, las claves son el fallecimiento “trágico” de personajes secundarios colaterales y que importan más bien poco al espectador (de relleno total) y una escena de acción en la cual o bien el protagonista Thomas u otro personaje desfallece perdiendo el sentido y recobra el conocimiento por arte de magia en la secuencia siguiente. Puede que en una novela funcione (hablando desde la ignorancia de no haberla leído), pero definitivamente la estructura de la película resulta tan pesada que mientras la iba viendo me acababa dando igual los destinos de los personajes, o incluso su propia existencia. Es cierto que había algunos giros buenos en la trama, no obstante quedan diluidos entre la cantidad de puntos de giro que pretenden identificar como claves en el desarrollo del arco del personaje. Hasta podría haber sido una buena historia, recortando dos de los mundos de los que ya he hablado.

Una duda existencial que tengo es lo siguiente: hacia el final no sé por qué pero me convencen más los argumentos de “los malos.” Como espectadora, a pesar de que observo que los antagonistas tienen malas intenciones, pienso que lo que dicen goza de mucho más sentido de aquello por lo que abogan Thomas y sus amigos. Me debo de haber hecho un lío, pero la cuestión es que comentando la obra con otros espectadores que la vieron conmigo, también se decantaban por favorecer el lado de los antagonistas. Para concluir me gustaría pedirte una cosa: no vayas a verla, pero si no me haces caso porque tu amigo fan de Dylan O’Brien te convence que le acompañes (oblígale a que pague tu entrada), explícame de dónde sale el título de “Las Pruebas.”

 

Por: Eigengrau

Puedes escribirme a eigengrauvlogs@gmail.com

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin votos aún)
Cargando…

Comentarios

Comentario

Soy Marieta (Eigengrau), y desde siempre me ha gustado escuchar historias tanto como contarlas. Actualmente he escrito el guión de un largo: "La Colección," y un corto que lo acompaña. Si quieres saber más sobre qué significa esto: http://bit.ly/1NkkiKL Soy de esas personas que creen en la bondad de la humanidad, que les gusta aprender y que saben disfrutar de los Lunes. Me encantan los enigmas. Si me quieres mandar uno escríbemelo a mi email “eigengrauvlogs@gmail.com” y si consigo resolverlo te mandaré una respuesta. O si quieres cualquier otra cosa también. Eigengrau

Comments are closed.