Oportunidad perdida

Leader of Spanish socialist party PSOE, Pedro Sanchez (L), and leader of the Ciudadanos party (Citizens), Albert Rivera (R), sign an agreement to form Government at the Lower House in Madrid, Spain, on 24 February 2016. After elections on 20 December 2015, Spain is still waiting for a new government after no party obtained enough votes to rule the country. Spanish King Felipe VI assignated socialist leader, Pedro Sanchez, as candidate to form Government, now Sanchez will have to negotiate with other political groups to obtain enough support at the Lower House to be sworn in as Prime Minister next 02 March 2016. If no agreement is reached, Spain will have to hold new elections in June. Besides the pact made with Ciudadanos, PSOE would need the support of more groups to form Government. EFE/Chema Moya

EFE/Chema Moya

El escenario que dibujaron las elecciones el pasado 20 de diciembre, no habiendo alcanzado ningún partido mayoría absoluta (176 escaños), se presentaba como un tiempo político nuevo en el que los partidos políticos tendrían que sentarse a negociar pactos de gobierno. Al declinar Mariano Rajoy la oferta del Rey para someterse a un debate de investidura, le llegó el turno a Pedro Sánchez. Después de su autoproclamación en la campaña electoral como “la alternativa de izquierdas al Partido Popular”, ¿qué menos que formar un gobierno con los partidos que se encuadran en ese espectro ideológico? Para los más inocentes diremos que eso eran otros tiempos, la campaña era la campaña y donde dije “digo” digo “Diego”. ¡Bendita campaña! Así, tras semanas de reuniones, de declaraciones, de toda esa sorna y parafernalia que tanto abochorna al españolito de a pie, PSOE y Ciudadanos alcanzan un acuerdo para formar gobierno. Este pacto a pesar de ser  insuficiente – pues solo suma 123 votos a favor – implica, sin embargo, al resto de formaciones políticas a posicionarse en torno a él, ante la atenta mirada de todos los que votaron el día 20. Dejando a un lado el hecho de que un pacto entre PSOE+PODEMOS+ Confluencias+ IU, con el voto a favor de PNV y la abstención de las fuerzas independentistas catalana, hubiese sido suficiente para una mayoría de votos a favor (169) frente a la suma de votos negativos de Partido Popular y Ciudadanos (163); y pasando de puntillas por los mítines de Sánchez, en los que se tildaba a Ciudadanos de “derechas” o “marca blanca del PP”. Lo que queda de manifiesto es que se ha perdido una oportunidad más para dar un giro de 180º en las políticas económicas y sociales de nuestro país, y consolidar un gobierno contra las políticas austericidas dictadas por la Troika. Pues el pacto “reformista y de progreso” niega: la posibilidad de despolitizar la justicia y de derogar la Ley Mordaza, la Reforma Laboral del PP y la modificación del artículo 135 de la Constitución. Además, subvenciona a los empresarios los bajos salarios con el Complemento Salarial, plantea una ridícula subida del SMI (1%), un abaratamiento del despido con el modelo de contrato único, y deja abierta la puerta al copago sanitario y a la privatización de la Sanidad Pública. No debemos sorprendernos de la falta de acuerdo del PSOE con las fuerzas de la izquierda, pues tenemos un precedente en las Elecciones Generales de 1993, cuando el entonces líder socialista Felipe González  pactó con CiU para poder gobernar, teniendo la posibilidad de hacerlo con IU. Así, de nuevo se esfuma la esperanza de cambio en España, en un momento en el que observamos otra vuelta de tuerca más a la crisis de los partidos socialdemócratas europeos en un contexto de hegemonía neoliberal. Ante esta situación incierta, una nueva cita con las urnas podría suponer una recompensa para los partidos comprometidos con el cambio, o quizás otra muestra más de que nuestro pueblo no ha recibido suficiente engaño y castigo para dignarse a cambiar.

Artículo escrito por Rodrigo Olmo, estudiante de Filosofía y Ciencias Políticas en la Universidad Complutense de Madrid.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media : 5,00 sobre 5)
Cargando…

Comentarios

Comentario

Comments are closed.