Orson Welles y Jordi Évole, nada que ver

Aitor Santos comienza un artículo sobre “La guerra de los mundos” de Welles en el periódico ABC diciendo: “Hoy día resulta impensable concebir que un fenómeno tan extraordinario como el que aconteció un 30 de octubre de 1938 pudiera volver a suceder. Hace 75 años un joven Orson Welles ponía el mundo patas arriba al provocar el pánico entre miles de personas, convencidas de que Estados Unidos estaba siendo invadida por un ejército de alienígenas”

Comparto con el autor lo impensable e improbable que sería que un fenómeno como el que Welles volviese a suceder, refiriéndonos claro está, a la reacción de la gente hacía la creación de un fenómeno falso –aunque las audiencias no lo sepan- por parte de los medios. Pero primero distingamos las diferencias entre Welles y Évole, ya que son muchas las personas que están comparando el falso documental del periodista catalán con la conquista del mundo por parte de los alienígenas recreada por Welles, a mi juicio, un gran error.

Captura de pantalla 2014-02-25 a la(s) 9.27.52 PM

  1. Welles hizo creer a mucha gente (que no a la mayoría de la población norteamericana como piensa la gran parte de la sociedad en la actualidad, demostrado por Cantril en su famoso libro “La invasión desde Marte”) que los alienígenas estaban conquistando la Tierra, lo que provoco atascos, llamadas a comisarías para verificar si era real el ataque e incluso algún suicidio. Évole en su documental ha hecho que algunos se diviertan y otros se hayan molestado, pero dentro de unos límites más que razonables.
  2. Es evidente que no se puede comparar una historia de marcianos con un golpe de Estado. 
  3. Diferentes medios y contextos sociales, Welles por la radio norteamericana de mitad de siglo XX, y Évole por la televisión española del siglo XXI.
  4. Welles tenía una genialidad de guión radiofónico preparado, en el que se cuidaba hasta el más mínimo detalle utilizando todos los recursos que la radio te puede dar como son los efectos especiales (poco utilizados en aquella época) o la utilización del silencio. Évole mantuvo una estructura  de documental, basado en entrevistas y no demasiadas imágenes de archivo.
  5. “La guerra de los mundos” tuvo un aviso previo de que se trataba de una dramatización, mientras Évole lo dijo al final. La dramatización de Welles comenzaba cortando un concierto de música clásica y podíamos oír un avance informativo: “Señoras y señores, interrumpimos nuestro programa de baile para comunicarles una noticia de último minuto procedente de la agencia Intercontinental Radio. El profesor Farrel del Observatorio de Mount Jennings de Chicago reporta que se ha observado en el planeta Marte algunas explosiones que se dirigen a la Tierra con enorme rapidez… Continuaremos informando”. El programa de “El follonero” se emitía en su franja horaria normal de los Domingos por la noche.
  6. El gran punto a favor de Évole para que llegase a ser creíble “Operación Palace” ha sido servirse de grandes figuras para llevar a cabo la farsa como Gabilondo, Ónega o Mayor Zaragoza. Évole no solo se beneficio del poder del medio, sino de la confianza que en él han depositado los espectadores que se creen todo lo que se les muestra. La radio solo tenía el poder de la dramatización.

“En este momento habrá espectadores que estarán contentos con lo que han visto porque se lo han pasado bien y otros que se sientan engañados y me querrán matar. A los primeros les quiero decir gracias por jugar con nosotros y a los segundos que la próxima vez lo intentaremos hacer mejor”, decía el propio Évole en un vídeo colgado en la web de La Sexta tras concluir la emisión del documental.

“Nosotros por lo menos hemos reconocido que era mentira lo que os hemos contado y que seguro que ha habido otras veces que os han contado mentiras y nadie se lo ha dicho”, ha añadido. Esta ‘Operación Palace’ se promocionaba bajo el lema “¿Puede una mentira explicar una verdad?” 

Se pone de manifiesto amoldo de reflexión final de este documental el gran poder que siguen teniendo los media en nuestro país, como generadores y creadores de realidades. Para mí esta pieza audiovisual nos demuestra y nos hace reflexionar sobre dos cosas:

1. Creo las siguientes dos capturas definen a la perfección la primera reflexión, extraídas del final del documental:

Captura de pantalla 2014-02-25 a la(s) 7.15.23 PM

Captura de pantalla 2014-02-25 a la(s) 7.15.44 PM

Captura de pantalla 2014-02-25 a la(s) 7.16.00 PM

2. El poder que siguen teniendo los medios de comunicación, que pese a tener muchas más fuentes de información con las que poder contratar algo y un alto grado de interacción con ellos (en este caso la reflexión después de ver esto y la llegada de esta al capitán del proyecto Évole, el cual ha pedido disculpas a quién se haya podido sentir herido) siguen pudiendo haciéndonos creer que lo que verdaderamente paso ha sido fruto de nuestra imaginación. Juegan con nosotros.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (5 votos, media : 5,00 sobre 5)
Cargando…

Comentarios

Comentario

Camilo Camba

No soporto el noventa por ciento de las cosas que existen, así que me reúno alrededor del diez restante y lo disfruto como los que soportan todo no lo hacen con nada.

Comments are closed.