Queen Kate

Kate Moss representa los 90. Pero también la primera década del 2000, y esta representando esta década actual. Y es que pasan los años, los escándalos y las modas y Kate Moss sigue ahí.

En 1993 una chica delgada, sin apenas formas, con cara aniñada y desconocida protagoniza la campaña de Calvin Klein y crea furor. Desde entonces Kate Moss, que era el nombre de la niña sin formas, puso el mundo de la moda patas arriba y no ha dejado de salir en las portadas de medio mundo. Por su trabajo o por su vida personal, Kate Moss crea estilo. La chica que cambió los estandartes de la moda y que demostró que no hace falta ser altísima para ser guapa, sino que la belleza radica en más cosas.

No es alta, no es curvilínea, pero es irremediablemente luminosa. Más allá del físico que la llevó a ser la anti modelo y a la vez una de las mejores de la historia, Kate Moss tiene una personalidad especial que la convierte en la gran top models que es.

Kate Moss y Johnny Deep

Kate Moss y Johnny Deep

Los 90 fue la era de las súper modelos. Mujeres, altas, guapas, poderosas, con curvas y cuerpos de escándalo. La belleza al cuadrado. Chicas que se convirtieron en estrellas luciendo trajes de alta costura sobre la pasarela. En medio de ese mundo de diosas Kate Moss irrumpió y se convirtió en un icono siendo todo lo contrario. Con 14 años se subió por primera vez a una pasarela, y a día todavía se sube alguna vez para cerrar desfiles de amigos. Las grandes firmas empezaron a contar con ella, una belleza distinta, pero bella a fin de cuentas.

Su romance con Johnny Deep los convirtieron en la pareja de moda de finales de los 90. La modelo y el actor, eroin chic por doquier. Estilo y ese punto salvaje que los dos representaban a la perfección, mientras la modelo se convertía en emblema de la década. Aquello acabó, sentándole mucho peor a Moss que a Deep, que pronto se olvidó del asunto. Ella decidió sentar la cabeza con Jafferson Hack, con quién se casó y tuvo a su única hija Lila Grace. Pero la vida debía ser demasiado aburrida para la salvaje Kate y se separó.

De 2005 a 2007, Kate Moss volvió a ser portada de todas las publicaciones posibles, tanto por editoriales de moda como por su tortuosa vida sentimental. Salía con Pete Doherty, el salvador y niño malo del rock británico. La modelo volvía a ser la reina de las campañas hasta que el Daily Mirror, por venganza a la demanda que Moss les había ganado meses antes, sacó en portada fotos de la top esnifando coca, y el mundo le dió la espalda.

Parecía que el final de Kate Moss había llegado. Las marcas rescindían sus contratos y Moss se veía obligada a internarse en una clínica para rehabilitación y finiquitaba su relación con Doherty para acallar a la opinión pública. Pero solo ella es capaz de caer y levantarse más alto de lo que estaba antes de la caída. Moss volvió más y mejor.

f38f0d1364045e8a749048b5e6093655

Las grandes firmas se peleaban más que nunca por contratarla, su caché aumentó, creó colecciones de ropa para firmas y además volvió con Doherty. Dejó de ser la anti modelo de los 90 para convertirse en la preceptora de moda por antonomasia de la nueva década. Solo ella es capaz de sacar tanto beneficio de una jugarreta tan grande como la que le hicieron.

Musa de Testino, Galliano o McQueen. Solo ella tiene un aura que la envuelve y la convierte un ser que fascina. Estilosa sin proponérselo, elegante sin serlo, Kate Moss crea fascinación sin saber muy bien porque.

Es la modelo que más portada ha protagonizado para la portada revista de moda Vogue. Playboy estuvo 10 años tras ella hasta que consiguió tenerla en portada, peor no consiguió que posará desnuda, cosa que ya ha hecho en numerosas ocasiones para revistas de moda. Protagonista de videoclips, cantante ocasional y amante de la fiesta.

Kate Moss acaba de cumplir 41 años y sigue siendo la segunda modelo que más dinero gana al año. En una industria donde dónde cumplir años se penaliza ella sigue siendo capaz de reinventarse una y otra vez. El mundo de la moda se empeña en buscar a la sucesora de la gran supermodelo, pero en lugar de quedarse al lado Moss suele protagonizar campañas con ellas, modelos que pasan de moda mientras ella sigue reinando. Larga vida a Kate.

87dbe95f69cbe3121e67b3131a589c31

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin votos aún)
Cargando…

Comentarios

Comentario

Comments are closed.