¡Tengo sed quiero agua!

Madrid es una ciudad seca, en el sentido meteorológico del término. Por este motivo un vaso de agua siempre es bien recibido. Pero…¿ y si la sed, y si el ansia del precioso líquido hiciera que lo adorásemos? Un artista lo ha hecho. Un artista ha causado furor y ahora entenderemos el qué y el porqué.

En ARCO se pudo ver la obra de Wilfredo Prieto, Vaso de agua medio lleno. Obra que como reza el título es un vaso de cristal lleno de agua hasta la mitad. Muchos estetas la tomaron como una burla a la inteligencia del espectador, nada más lejos de la realidad. El clima, la feria y la galería darán la razón al artista. La vanguardia nunca se entiende con los ojos del neófito.

La obra obvia la metáfora que lleva su título y esconde el significado en dos hechos. El primero es su esencia misma. El segundo su significado semiótico. Ahora nos hundiremos en las aguas de esta obra para comprenderla y gozarla. La Galería Nogueras-Blanchard radicada en Barcelona y Madrid se ha atrevido a mostrarla y muchos la han atacado, pero el lector la tiene que comprender. No todo el mundo tiene acceso al gran arte. Al arte de lo sutil, al arte de decir sin mostrar. Como los críticos de los salones de arte, ahora ahondaremos en el fondo de esta cuestión para que el lector acepte como normal el módico precio de esta gran obra de arte.

La esencia misma de la obra, el vaso y el agua, hablan a su vez, de dos cosas. A saber, el agua expone la volatilidad del mundo y lo efímero del arte. Pero la estructura vidriosa que envuelve el agua, hace una crítica a la sociedad de consumo. El agua al ser un elemento que puede cambiar de estado, de líquido a gaseoso (por ejemplo) ilustra como nada es eterno en esta vida y todo puede volverse etéreo. En segundo lugar, el vaso responde al modelo Svalka de Ikea. Así, un objeto de consumo, es elevado por su funcionalidad y buen diseño al séptimo cielo del arte. Nuestra cotidianidad también puede ser arte y así nos lo demuestra.

El significado alegórico debemos buscarlo en su significado. ¿Qué es la obra? ¿Un vaso de agua? ¿Una forma de ver el mundo? No. El vaso hace referencia al artículo publicado en 1970 por José María Pemán; El catalán, un vaso de agua clara. El artista cubano no ha sido indiferente al proceso catalán y encripta en su obra un posicionamiento que hará reflexionar a más de uno. En el conocido artículo, el escritor franquista hace una defensa del catalán como lengua literaria. Así, el artista junta los destinos de los nacionalistas españoles con el contenido del vaso. Si uno puede cambiar de estado, el otro también.

El significado y la importancia de esta obra han pasado desapercibidos por el público y aún más por la crítica. Hasta los independentistas han ignorado esta obra, en que se junta la crítica social con el debate nacional. Una crítica al sistema consumista, enalteciendo y dignificando el objeto. Con una analogía entre el estado del agua y el estado de las autonomías en España. ¡Y solamente se ha comentado el precio del objeto!

El artista cubano Wilfredo Prieto ha sido el único artista en pedir la liberación nacional de Cataluña y nadie le ha hecho caso. El lector comprenderá que como independentista, exclamé a los cuatro vientos: ¡Tengo sed quiero agua!

PD: Que no se extrañe el lector. Este artículo ilustra la imaginación que utiliza muchas veces la crítica de arte al hablar de los artistas y su obra. La estrechez morfológica de las obras, hacen que justificarlas sea un deber para el crítico que no quiere ver el arte ridículo. La obra comentada de Wilfredo Prieto se tiene que entender sólamente como una lograda campaña de publicidad. Todo el mundo, y hasta nosotros, hemos hablado de él. Su precio, 20.000 euros no atiende a un mercado racional, y diré que si alguien ha pagado este precio, servidor suyo, le hará una replica por una cuarta parte del precio estipulado. Así, si el agua se evapora o un niño travieso lo usa como contenedor de H2O para hidratarse, tendrá otro para mostrar a las amistades.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votos, media : 5,00 sobre 5)
Cargando…

Comentarios

Comentario

Joan Vila i Boix

Nacido el 1991, estudio Historia del Arte en Barcelona. Escribo crítica de arte y de literatura, con pasión y compromiso. Creo en la importancia de los detalles que pasan desapercibidos. Todo eso lo hago de forma clara y catalana, paradójicamente en castellano.

Comments are closed.