The Cavern Club Junio 2014

28, 29, 30.

27 de junio:

Srta.- 

Yo como tú
amo el amor,
la vida,
el dulce encanto de las cosas
el paisaje celeste de los días de enero.

También mi sangre bulle
y río por los ojos
que han conocido el brote de las lágrimas.
Creo que el mundo es bello,
que la poesía es como el pan,
de todos.

Y que mis venas no terminan en mí,
sino en la sangre unánime
de los que luchan por la vida,
el amor,
las cosas,
el paisaje y el pan,
la poesía de todos.

-Roque Dalton

26 de junio

25 de junio:

Srta.- ¿Adivináis quién está viendo hoy a los Rolling Stones? Exacto, yo no.

24 de junio:

Sr.- ¿Adivináis quién se va mañana a ver a los Rolling Stones? ¿Eh? ¿Eh? ¿Eh? Há. No digo nada más.

23 de junio:

Sr.- Shhhhhhh. La Srta. duerme plácidamente tumbada sobre la cama. No hay que despertarla. “Bella´s lunaby” me parece perfecto para acompasar su sueño.

22 de junio:

Sr. y Srta. : Estamos los dos tumbados en una cama (escribo yo) y suena una canción de Carla Bruni. Ella dice que, quieras que no, esa canción es bonita. Yo coincido mientras la miro. (Realmente es mucho más que bonita, pero es que yo soy un auténtico nenaza y tengo que guardar las apariencias ante ella). “Bah, está bien”, le contesto. De todas maneras le doy el ordenador para que busque la canción que quiera. Y este es el resultado:

Yo escribo. Ella os pone la música.

21 de junio: (Le salió bien el examen)

20 de junio:

Sr.- Es impresionante lo que puede hacer uno con el internet hoy en día. Inicio el equipo, abro el explorador, tecleo en google “good luck” con el afán de buscar alguna imagen graciosa que enviarle a la Srta. para que sonría antes de la prueba que le espera mañana, y descubro que unos fulanos en California llevan tocando desde 2009, que tocan hard rock- que lo hacen de puta madre- y que aún encima tienen un tema que se llama Good luck.

Lo dicho baby, good luck. Mañana descansamos con empanadilla y ben & Jerrys. Palabra de scaut.

Para los demás, descubran lo que yo: les dejo con el grupo californiano: Rivals Sons.

19 de junio:

Sr.- Hoy os voy a hacer un descubrimiento- o al menos esa es mi intención- el de un cantante que toca la guitarra y se llama José González. Pero resulta que es sueco y hace una música muy bonita. Pero de esa folk indie que le gusta a todo el mundo. Es tan melodiosa que casi hasta cuesta no sentir que sus notas entran por el oído de una forma suave y controlada. Os advierto que tal vez su voz sea lo más peculiar… Raro. No malo. Curioso. No por ello un ápice peor.

Jueguen ustedes mismos pero seguro que les gusta un poco. Con ustedes, José González. Les dejo una con piano, aunque los conciertos de este tío- sólo voz y guitarra- no tienen desperdicio. Aunque esta me gusta especialmente.

18 de junio:

Sr.- Ya está bien de mantener este silencio pegajoso, que es casi tan fatal como el calor de la capital española. Hoy os ofrezco un clásico que se inicia con el sonido de la lluvia conjunta a algún trueno, en la capital de muchos pecados: Los ángeles. No voy a contar nada del teclado brutal con el que da inicio el tema, perfectamente integrado en las gotas de lluvia; o de esa guitarra que me puede llegar a recordar a algún éxito de los Shadows. Tiene gracia, tal vez por esta última similitud, el que fue uno de los grandes exitos de los Doors (el mayor junto a Ligth my fire) fuera una canción que inicialmente se pensó para ser instrumental. Pero Jim encontró una letra muy apropiada para el ambiente sombrío y triste, hasta casi siniestrro de la canción. La canción está relacionada con el asesino Billy Cook (quien hizo auto stop y mató a la familia que le recogió). “Riders on the storm; there´s a killer on the road (…) if you give this man a ride you family will die”.

Evidentemente, no le resulto muy difícil hacerlo, viendo el pedazo de resultado. El amor, la muerte y la violencia encontraron una de sus máximas expresiones en el legendario tema que cerraba el último Álbum que grabó Jim. Tal vez sea sombrío, pero también es “fresco”; y con él os dejo afrontar el día. Disfruten. Y no hagan autoestop.

17 de junio (recuperación de la celebración del cumpleaños de la Srta.)

16 de junio (Cumpleaños de la Srta.)

15 de junio (preparación del cumpleaños de la Srta.)

14 de junio:

Srta.- Hoy me han enseñado esta canción de un “one hit group” (así lo ha llamado mi colegui hetero). Las demás no merecen mucho la pena, pero esta es muy muy bonita.

Disfrutadla.

13 de junio:

Sr.- Hay días de incomprensión en los que, por mucho que te expliquen las cosas o que te cuadren las cuentas, uno se sigue sintiendo desorientado, como un soldado recién aterrizado tras las líneas enemigas o un paracaidista que desembarca en normaría. ¿O al revés? Así de confuso es todo. Esos días el único consuelo viene a ser la música. Y ni siquiera…

A llorar.

12 de junio:

Srta.- Muchas veces se ha dicho que la vida humana no es más que un sueño, y no puedo desechar de mí esta idea. Cuando considero los estrechos límites en que están encerradas las facultades intelectuales del hombre; cuando veo que la meta de nuestros esfuerzos estriba en satisfacer nuestras necesidades, que éstas sólo tienden a prolongar una existencia efímera y que toda la tranquilidad sobre ciertos puntos de nuestras investigaciones no es otra cosa que una resignación meditabunda, ya que nos entretenemos en bosquejar deslumbradoras perspectivas y figuras abigarradas en los muros que nos aprisionan… Todo esto, Guillermo, me hace enmudecer. Me reconcentro en mí mismo y hallo un mundo dentro de mí; pero un mundo más poblado de presentimientos y de deseos sin formular, que de realidades y de fuerzas vivas. Y entonces mis sentidos se nublan y sigo por el mundo con mi sonrisa de ensueño. 

Werther, Goethe.

11 de junio:

Srta.- 

10 de junio:

Sr.- No tenemos que hacer conjeturas sobre si es bueno o es malo. No quiero saber si ganaste o perdiste, si era cara o si era cruz. “Ya se verá”. El mejor mensaje y dicho de la forma más dulce posible: “No quiero hablar, así que guárdatelo para ti mismo”.

Cuando ella- con una voz impresionante, por cierto- canta “Give it time” se está refiriendo a aquello que hay que guardarse dentro. La letra no deja de ser una manera de resaltar lo importante que es pensar antes de hablar. “Give it time”, como si nos dijera “madura la idea dentro, guárdatelo y cuando sepas lo que quieres decir, cómo, y si quieres; pues lo sueltas”.

Pensadlo.

9 de junio:

Srta.- No me gustan ni Greenday, ni Offspring, ni One Republic, y escucho música rock alternativa, entre otros géneros. Y sinceramente, prefiero el postpunk a Hannah Montana. ¿Me va a meter Sr en el grupo de los que se avergüenzan de sus gustos? ¿Qué pasa con toda esa gente que le gusta el cine de autor? ¿Tienen que callárselo para que los demás no crean que por las noches se pega maratones de High School Musical y por el día se tira el pisto?

Continuará en el próximo capítulo.

Ian Curtis escribió esta canción tras ser espectador del ataque de epilepsia que sufrió una chica que acudía a la oficina de empleo en la que él trabajaba. Años más tarde descubriría que él sufría también esta enfermedad. Su forma de bailar sobre el escenario durante los conciertos recreaban en cierta manera los espasmos que le provocaba la epilepsia.

8 de junio.

7 de junio:

Sr.-  Hay algo oculto en todos nosotros, aunque algunos imbéciles quieran negarlo. Suena un grupo del palo de Greenday, Offspring, One Republic, etc. y todos agachan la cabeza. No. Es que ahora somos unos puretas de los 60 y sólo la música de los Beatles es de la calidad suficiente como para pasar por nuestros oídos. Eso o nos hemos vuelto unos modernillos y sólo podemos escuchar música rock alternativa de ahora (Lo que a compartiva con el cine sería ver cine de autor turco-iraní en versión original y blanco y negro). Gilipolleces. Y ya no digamos si directamente hemos renegado de esta música y escuchamos otros géneros. Entonces nada que decir.

Pero vamos a ver almas cándidas… ¿qué tiene de malo que te guste un grupo? Maldita sea. Nos empeñamos en ensuciar la música con la imagen de los cantantes o con la estética adolescente que tienen. A mí me puede gustar una canción de Hannah Montana por su voz, por citar un ejemplo, y no ser un chillón de High School Musical. Joder. Yo no me avergüenzo de decir que me gustan grupos como los que cité arriba de todo, y además de esos, otros. Y muy variados. Que en la variedad está el gusto- o algo así dicen- ¡pero sin renegar de nada! Y sin negar evidencias. Que se pilla antes a un mentiroso que un cojo; y cuando vayas en el metro escuchando al Biliver se te verá a la legua ese brillo soñador e infantil en los ojos. Mucho cuidado. No reneguéis. Escuchad lo que os haga felices. Y NO OS AVERGONCÉIS.

Te este grupo hay una canción que me trae un recuerdo muy cálido de una persona. Ya os hablaré de eso, y os pondré el tema. Disfruten de Offspring.

6 de junio:

Srta.- Bueno, esto es realmente muy, muy bonito. Y la película también. Eternal sunshine of the spotless mind.

4 y 5 de junio.

3 de junio:

Sr.- ¿Por qué los modernillos odian a Fito Cabrales? Algún día escribiré un artículo entero hablando de este tema. Da para largo, y así me da la oportunidad de hablar de su música.

2 de junio:

Srta.- Que mala es la soledad, oye.

1 de junio:

Srta.- Sentimos haber estado un poco ausentes. Pero ya hemos vuelto y ponemos buena música. ¡Bienvenido Junio!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin votos aún)
Cargando…

Comentarios

Comentario

María Martínez

Estudiante de derecho y ciencias políticas en la Universidad Autónoma de Madrid. En verano una montaña de libros le da sombra. Amante, de la música, de la literatura, de los poetas desgraciados, de ver donde nadie mira. Escribe en Chicken Town, y comparte la dirección de The Cavern Club como Srt junto a Sr.

Comments are closed.