Un siglo de historia

Como muchos/as ya sabréis, hace apenas dos semanas de uno de los eventos anuales más importantes del mundo de la moda. Sí, nos referimos a “The Victoria’s Secret Fashion Show”. Poco se puede decir a estas alturas de este desfile, ya que es el más visto año tras año y televisado en 192 países. Lencería de ensueño, modelos con cuerpos de diosa, música de diversos artistas del momento y una puesta en escena fascinante. El desfile es protagonizado por muchas de las mejores modelos del momento. Caracterizado por sus inconfundibles ángeles que este año han sido nada más y nada menos que 9 , y muchas otras de las modelos más reconocidas del momento.

 Las prendas de Victoria’s Secret son sinónimo de lujo, provocación, belleza… Sus sujetadores son de los más ansiados por las mujeres, de eso no hay duda y desde luego son piezas únicas. Pero en The 21 no estamos aquí para redactaros el desfile. Pero no podíamos dejar escapar esta oportunidad para hablaros de una prenda que casualmente este año cumple su primer siglo. Nos referimos al sujetador.
2

 Hasta 1914, la ropa íntima de las mujeres, no estaba compuesta por sujetador y braga como ahora. Sino, que se utilizaba el corsé. En este año, una mujer neoyorkina, llamada Mary Phelps Jacob inventó lo que hoy conocemos como sujetador. Se le ocurrió, ante la necesidad de ocultar zonas del corsé, al comprarse un vestido que dejaba ver zonas de este. Improvisando con un par de pañuelos de seda y una cinta, nació el primer sujetador . Como siempre sucede con la invención de prendas, existen controversias sobre quien fue realmente el inventor de esta pieza de ropa íntima, pero lo cierto es que fue ella quien lo patentó el 3 de noviembre de 1914. Su popularización tardó en llegar, como sucede con todo lo novedoso. Pero en cuanto se empezó a utilizar por las estrellas del cine, el resto de mujeres en seguida comenzaron a imitarlas queriendo lucir unos pechos misiles y emergentes. La película “El bandido” fue fundamental para la popularización del sostén. En ella, Jane Russell luce un sostén diseñado por los ingenieros aeronáuticos de Howard Hughes.

 El sujetador, surgió por la necesidad de cambiar la ropa íntima ante los cambios que se estaban produciendo en las prendas exteriores que cada vez eran más provocativas y enseñaban más. Por otra parte, la Primera Guerra Mundial facilitó mucho la incorporación de esta pieza. Esto sucedía porque el metal que antes se utilizaba para la fabricación de corsés, ahora era utilizado íntegramente a la construcción de armas. Y en segundo lugar, porque las mujeres sustituían ahora a los hombres como mano de obra en las fábricas. Por lo que era muy complicado pasarse 8 horas haciendo labores duras con un corsé. En la década de los 30, se estandarizaron las tallas gracias a Ida Rosenthal. Separando las tallas y las copas que eran y son representadas por las cuatro primeras letras del abecedario. En los años 70, como símbolo de rebeldía y queriendo reinvindicar la liberación de la mujer, hubo un movimiento que consistía en quemar estas prendas. Fue aquí, cuando se le preguntó a Ida, que fundó la marca Maidenform, si temía por su negocio, a lo que ella contestó: “Somos una democracia. Toda persona tiene derecho a vestirse o a desvestirse. Sin embargo, cumplidos los 35 años la mujer no tiene una figura que le permita prescindir del sujetador. El tiempo está a mi favor”. 3

Y efectivamente, el sujetador siguió utilizándose como pieza fundamental de la ropa íntima femenina. Actualmente, hay una tendencia a dejar de utilizarlo encabezada por famosas como Rihanna, Lée Seydoux, Kim Kardashian, Jennifer López, Charlie Theron o Gwyneth Paltrow que cada vez tiene más fuerza. Esto también se debe a las recientes mejoras en la cirugía a la que muchas mujeres se someten, por lo que su figura les permite prescindir de el a pesar de tener cierta edad. Las firmas más reconocidas del momento son, la ya mencionada Victoria’s secret y Agent provocateur, la cual es toda una identidad de la ropa íntima femenina. A pesar de que al principio no había una gran variedad de diseños, hoy en día podemos encontrar sujetadores de todo tipo: con aro, sin aro, sin tirantes, deportivos, push up, de encaje, lisos, estampados… Hay infinidad de ellos, para todo tipo de ocasiones.

1

A pesar que todavía haya mujeres que se quejen de que esta prenda resulta incomoda, esto es porque 9 de cada 10 mujeres desconocen su talla correcta de sujetador. Cifra que resulta sorprendente dado el siglo de historia con el que cuenta ya esta prenda.

 Son muchas las que los adoran y otras tantas las que los odian. Pero el papel de esta prenda en su primer centenario sigue siendo imprescindible.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin votos aún)
Cargando…

Comentarios

Comentario

Comments are closed.